domingo, 6 de junio de 2010

Y al final crecieron las uvas...

* * Durante toda mi infancia estuve esperando para que este momento llegara. Y justo hoy domingo 6 de junio de 2010 el día tan esperado llegó. Casi me salen lágrimas de emoción. Pero es que una vez más los pequeños detalles de la vida me enseñan que hay que saber esperar, porque al final siempre vale la pena. :) * *

1 comentario:

caracola dijo...

tienes razón. los pequeños detalles son los que marcan la diferencia. me alegro que te hayan alegrado el día :) un besito!