jueves, 23 de junio de 2011

Viviendo en las nubes

Desde hace mucho (debido a que ocupo mi tiempo imaginando historias de amor que nunca ocurrirán) no me ponía a buscarle formas a las nubes pero, un viaje por carretera es un buen momento para volverlo a hacer. Así que me puse cómoda en el asiento y le dije a mi imaginación que no me fallara, ella obediente, me ayudó a encontrar en el cielo a un elefante, a un dragón, unos osos y algunos borregos, a una viejecita sin bastón, a una gitana y un cocodrilo, hombres con narices perfectas y mujeres con sombreros elegantes, hombrecillos calvos y un chino, amorosos acercándose hasta besarse y fundirse en uno solo, caras y más caras sonrientes. Y me di cuenta que hasta encontrándole forma a las nubes soy una cursi


1 comentario:

Mr. Happiness dijo...

Muchas gracias por dejar tu huella en mi blog, y mas por dejarla en esa puntita que dejo la muerte de mi abuelo en mi corazon.
Tu blog es estupendamente precioso.
Ahora mismo te sigo.